ALBERGUES TRADICIONALES DE DONATIVO


          El valor del Donativo          

Cuando estés bajo el umbral de un Albergue Tradicional de Peregrinos (de Donativo), has de ser consciente y valorar dónde estás. Estos albergues se mantienen en pie gracias a las aportaciones de los peregrinos.

El mejor modo de mostrar tu agradecimiento por la hospitalidad que recibes es siendo tan generoso como lo han sido contigo. Colabora con lo que puedas, ofrece lo que has recibido de corazón, de no ser así estos lugares dificilmente podrán seguir manteniendo vivo el espíritu y los valores de la hospitalidad tradicional, ajena a la voraz comercialización del Camino.

La hospitalidad tradicional nace de la generosidad desinteresada, en nosotros está que esta hospitalidad y sus valores prevalezcan en el tiempo. Ser agradecido es una virtud, que mejor modo de demostrar nuestra generosidad que contribuir a que esta hospitalidad tradicional pueda ser recibida por otros. Ser agradecido es de bien nacido, este es nuestro lema y estandarte.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE TU APORTACIÓN (EL DONATIVO)?

Ten presente que gracias a que otro peregrino dejó su donativo, tu hoy tienes un techo donde dar cobijo y alimento a tu cuerpo.

Gracias a él y a la constancia y dedicación plena del hospitalero, hoy tu podrás aliviar tu cuerpo maltrecho, podrás asearte con una reconfortante ducha y descansar en un lecho.
Cuando caiga la noche ten presente también que gracias a ellos podrás sentarte junto a la mesa para cenar en la siempre agradable compañía de otros peregrinos. Eres afortunado si vives esta dicha, muéstrate agradecido y cordial con quienes como tu buscan lo que no se compra ni se vende, el espíritu de un peregrino.

Si en verdad te sientes agradecido por la hospitalidad que muestran estas personas para contigo, haz que mañana otro peregrino pueda sentir lo mismo que tu has sentido hoy.

Muéstrate siempre generoso con lo que recibes en el Camino. Colabora con tu contribución a que las puertas del refugio que te ha dado cobijo continúen abierta para todo aquel peregrino que lo necesite.

Piensa en los demás y colabora, al hacerlo lo estarás haciendo contigo mismo, a no ser que prefieras ser tratado como cliente y no como peregrino.


Se peregrino siempre ¡¡ Más allá, Más arriba !!
BUEN CAMINO

No hay comentarios:

Publicar un comentario