PATROCINADOR

HISTORIA Y ATENCIÓN AL PEREGRINO

   
Foto:Xacopedia

   Historia y atención al peregrino en el Camino de la Plata   

   En 1170 se funda la Orden Militar de Santiago, la más genuinamente española. Su fin fundacional era: luchar contra el infiel y defender el camino de la peregrinación, dando amparo a los peregrinos, ayudándoles y asistiéndoles en sus enfermedades. La fundan dos caballeros: Suero Rodríguez y Pedro Fernández, asistidos de Don Pedro Suárez de Deza (Aguado Bleye). Fernando II de León les dona la villa de Cáceres recién reconquistada. El arzobispo de Santiago y cabildo hacen con ellos pacto de hermandad, poniendo la Orden bajo protección y enseña de Santiago, asignándoles la mitad de los ingresos por el voto del Apóstol en las ciudades del camino: Zamora, Salamanca, Ciudad Rodrigo y Transierra. En ella se integran en seguida los Frères de Cáceres poco antes creados con el mismo fin.

La cruz de Santiago, una espada roja en forma de cruz, sobrepuesta una concha blanca, le fue regalada por el arzobispo de Santiago Don Pedro Gudestéiz a Pedro Fernández, primer Gran Maestre de la Orden, en su visita al Apóstol, haciéndole al mismo tiempo canónigo honorario de la catedral: en su estandarte figuró ya en la toma de Córdoba y Sevilla.

   En la iglesia de Santiago de los Caballeros, por ellos así nombrada, extramuros de Zamora, eran armados caballeros los de la Orden. En las Huelgas de Burgos es el brazo articulado de la talla de Santiago el que daba el espaldarazo y armaba caballeros.

En los caminos que sirven a los peregrinos de Santiago, en la zona liberada, se establecen hospitales o albergues, se reparan puentes y pasos difíciles. Colaboran en la obra otras Órdenes Militares, como la de los Templarios y la de Alcántara, en la que se integrara la de San Julián de Pereiro, sobre todo aquélla. Es significativo, el carácter especial que tiene la peregrinación meridional, la intensa y extensa colaboración de las Órdenes Militares.

Después de la reconquista a finales del siglo XII, es repoblada por la Orden Militar de Santiago, que erige en Los Santos de Maimona su Encomienda, su escudo luce la cruz de Santiago con dos conchas.

La Orden de Santiago, constituida en Cáceres en 1770 como orden religiosa y militar, tenía el objetivo principal de proteger a los peregrinos del Camino de Santiago y hacer retroceder a los musulmanes de la península ibérica.

En Montánchez se instala la Encomienda de la Orden Militar de Santiago en 1230.

En Zafra, también en Badajoz, se instala un hospital de Santiago.

En 1169, Fernando II de León con una espectacular incursión guerrera conquista Cáceres para las huestes cristianas. En ese momento se funda la orden militar y religiosa, la Congregación de los Fratres de Cáceres, pasando poco después a ser conocida como los Fratres de la Espada por tener como emblema una cruz roja en el pecho en forma de espada. El 1 de Agosto de 1170, el Rey Fernando II de León les hace entrega de la villa de Cáceres para que la protegieran y defendieran de posibles ataques árabes.

En Salamanca está la Casa de las Conchas: su fundador fue el canciller de la Orden de Santiago.

La Orden de Santiago se instaló en Castrotorafe con su castillo sobre el Río Esla (1176) en el camino de Galicia, en seguida de creada.

Castillo de Castrotarafe
   Adentrándonos en la provincia de Ourense, en Santiago de Campobecerros está la Orden Militar de Santiago, encomienda de San Marcos de León, precedidos de los Canónigos Regulares de San Agustín, sus mentores, que también están en Xunqueira de Ambía (1150).

La Orden del Templo se instaló en la comarca del Río Ambroz, entre Hervás y Cáparra, Cáceres, sobre la Vía de la Plata.

Adelante, en Zamora, están en Mombuey, Sanabria, con iglesia románica y alta torre-vigía del siglo XIII: atienden todo el valle y las vecinas sierras, con otro destacamento en Vilar de Ciervos.

A la derecha de Puebla de Sanabria, fundado por monjes mozárabes evadidos de la persecución por nuestro camino en el siglo X, está San Martín de Castañeda (hasta el XV Castiñeira). Al lado, sub monte Suspiaço, funda doña Urraca y su hijo Alfonso VII un hospital y albergue de peregrinos en la década de 1120.

Los Templarios tenían bajo su vigilancia el valle de Sanabria: y empalmando, las Portelas de O Padornelo y A Canda, As Frieiras y Serra Seca, destacados en A Mezquita, donde queda su 'palacio' aunque trasladado de lugar, construcción románica interesante. Sabemos por documento de Celanova (siglo X) que ya entonces usaban la palabra mezquita por 'oratorio', de origen árabe. No hay misterio alguno en los lugares Mezquita y Mezquitilha que hay en Galicia y Portugal.


San Martin de Castañeda (Fotografías de: Ricardo Martín Herrero)

   Por este mismo tiempo Alfonso VII crea sobre el camino, en paraje del todo yermo, un hospital in Monte Misero, que andando el tiempo vino a ser la actual Alberguería entre Laza y Vilar de Barrio. Ponen por obra lo que su descendiente, Alfonso X, deja estatuido en las Partidas (II, XI, 1): "Los reyes deven fazer alberguerías en los lugares yermos". En Alberguería debieron de estar los Caballeros de San Juan -su cruz está grabada en un ventanal-, y luego los Caballeros de Santiago, que al pie del monte, ya en la gran llanura de A Limia, tenían Sta. María de Codesedo, Encomiendo de San Marcos de León.

El espacio próximo, sobre el Río Arnoia, lo cubrían los Canónigos Regulares de San Agustín, ya citados, hermanados con los de la Colegiata de Sta. María del Sar a la entrada del Camino Meridional o Mozárabe en Santiago.

Por el año 1530 (AHPO. Clero. Libr., 4324) don Alonso de Piña, prior de la colegiata de Xunqueira de Ambia, funda aquí "un hospital cabe el monasterio, en el que acogía y albergaba a los pobres peregrinos extranjeros y nacionales en número de hasta cien... puesto que por allí pasaba el camino francés (sic) o real".

En Verín-Monterrei, donde llega el camino de Chaves, hay hospital (1429) con portada ojival de cuatro arquivoltas y tímpano, hoy restaurado como albergue. Antes ya (1320) hubo alberguería en San Lázaro.

Función similar en relación con el Camino de Santiago tienen los monasterios, a donde los peregrinos se desviaban en busca de cobijo y por devoción. Así podemos citar aquí Sta. María de Valparaíso en el límite entre Salamanca y Zamora, y pasado el río, San Salvador de Tábara y Sta. María de Moreruela, creados en el siglo X por Alfonso III, valiéndose de San Froilán y San Atilano, primeros benedictinos, luego del Cister. El de San Martín de Castiñeira o Castañeda, fundado por monjes mozárabes (916), luego del Cister, con su alberguería, etc.


    

San Salvador de Tábara / Torre Templaría, Mombuey / Colegiata de Xunqueira de Ambia

Fuentes: Congreso "El Camino de Santiago para el siglo XXI"


3 comentarios:

  1. Emociona ver y leer la historia de la Orden de Santiago, como nace y se desarrolla, la riqueza patrimonial de todo su entorno. Gracias por el meticuloso y bien documentado articulo Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por emocionarte. Tenemos un gran Camino, una impresionante historia por la que luchar y divulgar. Para mi es un autentico placer hacerla llegar a todos.

      Eliminar
  2. Gracias Antonio por estar ahí.

    Apuntar que la hospitalidad en el Camino de la Plata como itinerario de peregrinación a Santiago surgió por iniciativa sobre todo de familias mozárabes del sur ("mozárabes": comunidades cristianas que vivían en territorio bajo dominio musulmán), pero que algunas de ellas comenzaron a emigrar hacia el norte, fundando monasterios y hospitales para peregrinos, sobre todo en la actual provincia de Zamora (zona de Tábara, etc.).

    Y es que habría que advertir que el primer albergue-hospital de peregrinos a Santiago que se tiene documentado no fue en el "Camino Francés", sino en el "Camino Mozárabe de Santiago", en el s. X, concretamente en el año de 932 en la actual Iglesia de San Salvador de La Bañeza (León), en pleno Camino de la Plata; el más antiguo camino jacobeo, anterior incluso al Camino Francés.

    ResponderEliminar