PATROCINADOR

Vía de la Plata. Etapa 7. Zafra - Villafranca de los Barros





Nuestro km cero de hoy lo situamos junto a la iglesia de la Candelaria. Desde este punto comenzamos por la calle Conde de la Corte, que nos llevará hasta el ayuntamiento de Zafra. Seguimos por la calle Ancha, de frente llegamos hasta el "pilar" más antiguo de Zafra, llamado Pilar del Duque, del siglo XIV.



Con paso calmado continuamos por la calle San Francisco para llegar hasta la carretera N-432. La cruzamos con precaución por un paso para peatones y pronto nos llama la atención una losa en el suelo con el grabado del arco de Cáparra, indicándonos que continuemos hacia la torre de San Francisco.

La torre campanario, es el único testimonio de lo que fue el antiguo convento franciscano de San Benito, aunque popularmente se le conoce como convento de San Francisco, construido en el segundo tercio del siglo XV.
Desgraciadamente su torre es lo único que sobrevivió al saqueo y destrucción de los franceses en la Guerra de la Independencia.


El camino continúa en ligero ascenso, una mirada atrás y Zafra poco a poco va quedando sumergida en el valle, atrás también queda un buen amigo y buen servidor de los peregrinos, Antonio Puente Mateo, el fiel hospitalero del albergue de peregrinos de la Asociación de Amigos del Camino de Zafra. Viejos amigos volverán a salir a nuestro paso, otros se irán sumando, el Camino tiene grandes atractivos, el mas importante sin duda la calidad humana de sus gentes.

La pista continúa en suave ascenso hacia la Sierra de San Cristóbal. Al llegar al alto (km. 3.3), unas impresionantes vistas nos presenta la población de Los Santos de Maimona, merece la pena encaramarse sobre unas piedras cercanas, que desnudas nos permiten contemplar la enorme belleza  del paisaje que nos espera.
Una pista ahora asfaltada en continuo descenso nos acerca a la población.



------------ Información ------------

En la población entramos por la calle Zafra que nos lleva hasta la Plaza de España, en ella encontramos el Ayuntamiento y la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, un edificio de estilo gótico-renacentista del siglo XVI. En el interior de la iglesia y en su bóveda se conserva un magnífico fresco, en perfecto estado de conservación, con un Pantocrátor o Dios Creador.
Otros de los edificios interesantes que podemos encontrar en la plaza de España es el la Casa de la Cultura. Esta casa fue construida por el primer Conde de Casa Henestrosa en el último tercio del siglo XVIII y es de carácter palaciego.
En su interior se encuentran la Oficina de Turismo, Sala de Exposiciones y el Museo Municipal, que alberga tanto obras pictóricas y escultóricas de artistas nacidos o vinculados a la villa, así como una muestra de restos arqueológicos encontrados en el término de la localidad desde el Calcolítico (2500 a.C. aproximadamente) hasta 1475, año en el que el castillo que existía en la localidad fue destruido.
La tradición artística de Los Santos de Maimona se remonta al siglo XVIII con nombres como Lorenzo Quirós y Esteban Márquez, pero es en la primera mitad del siglo XX cuando comienza a ser conocido popularmente como "cuna de artistas", fruto del ambiente artístico vivido en la localidad, que la llevó a ser reconocida social y culturalmente.

Los Santos de Maimona es otro de los puntos de encuentro y conección de otro Camino jacobeo, en este caso se une a la Plata el Camino la Frontera.
La frontera de Granada o la Banda Morista y el santiaguista Priorato de San Marcos de León conformaron y establecieron la antigua ruta jacobea del Camino de la Frontera.

La Sierra Sur sevillana desde época bajo-medieval se definió como una frontera natural perfilada por su propia cadena montañosa y un confín militar de baluartes y torres de vanguardia diseminados por dicha serranía sureña. 


Este Camino Jacobeo del sur ya se encuentra señalizado con flechas amarillas, desde La Línea hasta Olvera, en Cádiz. Conforman la Vía Serrana, con un recorrido de unos 128 km. También desde Olvera hasta Los Santos de Maimona. Éste se denominada Camino de la Frontera, que enlaza con Vía de la Plata. Recorre toda la provincia de Sevilla, de sur a norte, con un recorrido de 394 km aproximadamente. Abarca ocho poblaciones de la provincia de Cádiz y 21 poblaciones de la provincia de Sevilla. Además de 7 poblaciones de la provincia de Badajoz.

Camino de la Frontera, un recorrido ampliamente documentado
El Camino de la Frontera recorre la banda fronteriza que protegieron en tiempos de la Reconquista los caballeros de la Orden de Santiago. Esta nueva ruta jacobea está ampliamente documentada en cuanto a historia se refiere. Antonio Céspedes es el responsable de este proyecto que ha visto la luz acompañado de los amantes del Camino de Santiago.



El origen o la justificación histórica de este camino podéis consultarla en este documento elaborado por Antonio Céspedes Mimbrero, de la Asociación Villae Naevae.

Seguimos las flechas amarillas por los Santos de Maimona, están nos llevan a rodear la iglesia de Ntra. Sra. de los Ángeles por la izquierda, pasamos junto a la portada del perdón de estilo plateresco, muy hermosa. Está considerada la mejor portada Renacentista de esta zona. En ella aparecen esculpidos en piedra el escudo de la Orden de Santiago y el Imperial de Carlos V y la inscripción latina “AVE REGINA CELI DOMINA MUNDI”. La puerta de madera tiene lujosos y artísticos herrajes.


------------ Información ------------



 


En 1838 la torre de la Iglesia sufre importantísimos desperfectos por la caída de un rayo destruyendo por completo el chapitel de azulejos que la remataba y se reconstruyó de la pobre manera que hoy se ve.

Desde la plaza Teniente Carrasco, continuamos recto por las calles Teniente Blanco Marín y Obispo Luna, con un giro a la izquierda y otro a la derecha llegamos hasta la carretera EX-364. La cruzamos y tomamos la calle Valmoreno, giramos a la izquierda por la calle Maestrazgo y pasamos junto al albergue de peregrinos. Continuamos por la calle Arroyo y finalmente salimos de Los Santos de Maimona por una carretera local. La abandonamos a 300 metros al cruzar un puente que salva el arroyo Ribera del Robledillo (Km 5,4), a continuación tomaremos una pista de tierra en ascenso.
Al final de la subida llegamos hasta una pista más ancha. Por ella caminaremos cómodamente un largo rato rodeados de un entorno agradable y solitario, campos de cereales, olivos y vides serán nuestra compañía.




Por delante la Sierra de San Jorge, el corazón de la Comarca de Tierra de Barros, nos encontramos en la comarca más fértil y próspera de Extremadura.
La comarca recibe su nombre por las especiales características de su tierra arcillosa y rojiza que, transformada en barro y moldeada por las manos de sus artesanos, constituye el medio de vida y costumbre de sus pueblos.
En ella se cultiva uno de los mejores Aceites de Oliva Virgen Extra del mundo, un producto que posee ya múltiples premios nacionales e internacionales y que da trabajo a miles de personas de esta comarca.

Caminaremos por un largo corredor con vallas metálicas a izquierda y derecha y que finaliza en un cruce de caminos (Km 11,9), no tenemos perdida, el camino está bien indicado con cubos y flechas amarillas.



Por delante tenemos un largo tramo de vides y antiquísimos olivos que esperan pacientes nuestro paso. Las ruinas de una antigua almazara saldrá nuestro paso. Espectacular el campo de olivos centenarios que viene a continuación. Tras un giro a la derecha llegamos hasta las vías del ferrocarril, las cruzamos y continuamos por un tramo de camino que nos lleva hasta la N-630 (Km 14,5). 



Caminamos un corto techo por el arcén de la carretera, a escasos 150 mts. unas flechas amarillas nos alertar para que nos desviemos por un camino a la derecha, tan solo hay que seguir las flechas, no tiene perdida. Con rumbo norte llegamos hasta una rotonda que nos anuncia la localidad (km 18,3)la cruzamos con precaución y seguimos rectos para entrar por la calle Caballeras en nuestro final de etapa de hoy, Villafranca de los Barros (km 18,8).
En esta misma calle nos encontramos con uno de los cuatro alojamientos de la localidad.



------------ Información ------------

Entramos en el casco urbano por la calle de Zurbarán, continuamos por la de Manuel Martínez, calle Gerona y giramos a la izquierda por la calle Larga para entrar en la Plaza de España donde se encuentra nuestro final de etapa de hoy, la iglesia de Ntra. Sra. del Valle, punto final de nuestra etapa de hoy (km. 19,5).


------------ Información ------------





Coincidiendo con el Día de Extremadura, el 8 de septiembre, Villafranca de los Barros celebra las fiestas patronales de la Virgen Coronada, festividad en la que también se da a conocer la tradición que existe en la comarca en torno al mundo del vino.

Por eso, si tu camino coincide durante los primeros días de septiembre podrás celebrar esta ceremonia religiosa de la Velá y participar en la Fiesta de la Vendimia, en la que descubrirás como tradición y modernidad se unen para dar cuerpo al vino nuevo de cada año.

Eel Itinerario Antonino, que tenía la misma función que una guía actual de carreteras. En dicha fuente se recogían las principales calzadas romanas que recorrían y comunicaban el Imperio.

En esta especie de guía se habla de una ruta que unía Ayamonte y Mérida. En ella se recoge una mansio romana llamada Perceiana, situada a 35,520 Kms. al Sur de Mérida. La visita al lugar indicado por el Itinerario coincide con el paraje conocido por "Las Vegas" en la carretera Gijón-Sevilla. Este asentamiento ha proporcionado importantes muestras arqueológicas.    

Al poco tiempo de la Reconquista, Mérida y su territorio quedaron incorporados a la Orden de Santiago. Villafranca es repoblada durante la segunda mitad del siglo XIII, en tiempo que los Maestres de Santiago que residían en esta provincia.

Dentro del territorio emeritense se encontraba un "lugar" llamado Moncovil. Tenía 50 vecinos cuando a mediados del siglo XIV, Don Fadrique, hermano del Rey y Maestre de la Orden de Santiago, le dio el título de "villa" y Cabeza de Encomienda al lugar. Entonces cambia su anterior nombre de “Moncovil” por el de Villafranca.

La mayor parte de las Villafrancas fundadas o creadas en la Península estuvieron relacionadas con cartas de franquicias (libre de impuestos).

Desde el siglo XV aparece con los nombres de Villafranca del Maestre o del Maestrazgo, adquiriendo en el siglo XVIII, para distinguirse de otras Villafrancas, el apelativo “de Extremadura”. A mediados del siglo XIX adoptaría el adjetivo de la comarca a la que pertenecía, los Barros. El rey Alfonso XII le otorgó el título de «Ciudad».        

Villafranca de los Barros ocupa el centro de una dilatada cuenca de fértil tierra arcillosa. Toda la zona está regada por riachuelos y arroyos, el de Valdequemao atraviesa la población de Sur a Norte.

Sin duda alguna, la Historia del Arte en Villafranca está apoyada en dos importantes pilares que constituyen una interesante aportación al panorama artístico comarcal y regional. Dichos pilares son: la Iglesia Parroquial de Ntra. Señora del Valle, su platería y la ermita de Ntra. Señora de la Coronada.

Iglesia  de Ntra. Sra. del Valle

Su componente más significativo es la estilizada torre fachada delantera, en cuyo cuerpo bajo de sillares se abre una preciosa portada de estilo gótico flamígero de transición, la “Puerta del Perdón”, de elaborada traza posiblemente fruto de las reformas de la segunda mitad del siglo XVI.
Otra obra maestra es, sin lugar a dudas, la bóveda que está bajo el coro (sotocoro). Su estilo artístico es el hispano-flamenco o isabelino, característico de una época anterior a la fecha de su realización, a finales del siglo XVI.

Entre sus contenidos sobresale el magnífico retablo Mayor, un valioso ejemplar de la retablística extremeña concluido alrededor de 1.586.


Ermita de Ntra. Sra. de La Coronada

Es una de las construcciones religiosas más significativas y queridas de la población. La edificación originaria data del siglo XV pero fue remodelada en el siglo XVIII. La morfología de la ermita es muy variada y se encuentra encalada.




2 comentarios:

  1. Interesante etapa, que con tan detallada explicacion, solo queda coger el "bordon" comenzar a caminar y disfrutar, gracias Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Beatriz, te aseguro que la disfrutarás :) Buen Camino peregrina.

    ResponderEliminar